El gigante de las tarjetas Visa viene invirtiendo en pagos de IoT durante los últimos dos años. La compañía quiere asegurarse que las redes de tarjetas estén bien conectadas para Internet de las Cosas. Este año, la compañía se centrará en el despliegue de pagos IoT desde los automóviles.

Bisi Boyle, vicepresidente de IoT de Visa, ve una oportunidad en los vehículos conectados y evalúa cuatro casos de uso: el pago de combustible, el estacionamiento, la comida y los peajes. El directivo  considera que los coches probablemente serán el primer lugar donde los consumidores verán los pagos IoT y considera que esa función podría comenzar a verse el año que viene.

Por ejemplo, los autos conectados podrán encontrar plazas de estacionamiento y pagar el parquímetro, sin que el conductor tenga que sacar el móvil o la cartera. El pago lo realizará directamente el auto, previo consentimiento del conductor.

Otro uso de los pagos IoT es de la gasolina, cuyos pilotos comenzarán a verse entre los próximos 12 y 18 meses, según Boyle. Visa ya se ha asociado con empresas automovilísticas como Honda para empezar a desplegar esta tecnología.

Otras áreas de negocios potenciales son la recogida de comida autoservicio y los peajes, aunque la adopción para estas opciones tardará unos 3 años. La idea es llevar los pagos de los peajes a los coches que usan IoT, en oposición a los proveedores de peaje electrónico existentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *