Según el reporte The trust opportunity: exploring consumers’ attitudes to the Internet of Things de Internet Society (ISOC) y Consumers International, el 75% de las personas desconfía de la manera en que se comparten los datos como parte de los protocolos de comunicación propios de la Internet de las Cosas (IoT). La investigación se centró en conocer las percepciones y actitudes de los consumidores en torno a dispositivos IoT, específicamente en cuestiones relativas a confianza, seguridad y privacidadde los dispositivos.

Las encuestas se realizaron en Australia, Canadá, Francia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos. El objetivo era indagar a qué aspectos dan mayor importancia los consumidores cuando compran dispositivos conectados, según publicó My Press. También buscaba determinar sobre quién recae la responsabilidad de mejorar privacidad y seguridad.

Entre los hallazgos de la investigación se destaca:

  • 63% de los encuestados califican los dispositivos conectados de «espeluznantes», por sus métodos de recopilación de datos personales y de comportamiento de los usuarios.
  • 53% de los mercados estudiados desconfía de los dispositivos conectados en materia de protección de privacidad y manejo de información personal.
  • 75% de los usuarios se preocupa además de cómo las organizaciones puedan usar sus datos sin su permiso.
  • 28% de los encuestados que no poseen un dispositivo inteligente no desean adquirir este tipo de tecnologías precisamente por motivos de seguridad.
  • 80% de los participantes en el estudio son capaces de configurar y restablecer contraseñas, pero apenas 50% sabe desactivar la recopilación de datos acera del usuario y su comportamiento.
  • 88% hace a los reguladores responsables de garantizar estándares de privacidad y seguridad; 81% a los fabricantes; 80% a los minoristas.

Como señalan las organizaciones responsables del reporte, las preocupaciones sobre la privacidad y la seguridad deben ser atendidas por los actores responsables de garantizarlas, dado que la confianza en línea es el sustento de los diversos los intercambios económicos y sociales realizados a través de estas nuevas tecnologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *