En tiempos de pandemia, la industria de la salud ha innovado con soluciones tecnológicas que permitieron a las personas tratarse de forma remota. Research and Market indicó que el mercado del Internet de las Cosas Medicas (IoMT) vale USD 72.000 millones actualmente, y que crecerá un 63 % para 2025 a un total de USD 188.000 millones.

El objetivo del IoMT es interconectar a la red los dispositivos médicos que miden los signos vitales con aparatos biométricos como los glucómetros o marcapasos. Del mismo modo, la utilización de big data será importante para extraer los datos e informaciones de las operaciones que permitirán mejorar los procedimientos y diagnósticos de los pacientes y, a su vez, reducir los costos.

La startup Teeb.health, por ejemplo, lanzó en 2020 un servicio de telemedicina en la nube, con una plataforma abocada a facilitar la atención a los usuarios, con acceso a los datos por medio de expedientes clínicos electrónicos.

De todas formas, el desafío que atraviesa este rubro es la ciberseguridad: a pesar de desarrollar aplicaciones o sistemas de cuidado personal, el sector no ha construido una estrategia confiable que prevenga amenazas de malwares o robo de datos.

Desde Research and Market creen que la industria de la salud crecerá en los próximos años. Con el surgimiento de nuevas enfermedades, y el historial del COVID-19, consideran necesario la innovación de soluciones tecnológicas que ayude a los especialistas a hacer frente a los problemas del futuro de la medicina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *