El grupo español Telefónica contrató a Morgan Stanley para avanzar en la venta de su unidad de tecnología, Telefónica Tech, creada durante la reestructuración corporativa en noviembre del año pasado. La unidad reúne activos para la provisión de ciberseguridad, internet de las cosas, big data y servicios en la nube.

La idea es vender una participación minoritaria en la unidad, similar a lo que se hizo con Telxius, una compañía que reúne la infraestructura del grupo y los activos de cables submarinos.

Si se confirma, el objetivo es vender el 49% de Telefónica Tech, una compañía que se espera que genere 2.000 millones de euros en ingresos para 2022. La venta se concretaría en partes, nuevamente, como con Telxius, en el que se vendió una fracción de las acciones en 2017, y otra parte en 2018.

Los ingresos de la venta de estas acciones se utilizarían para reducir el apalancamiento del conglomerado de telecomunicaciones español, que posee Vivo en Brasil. El grupo tenía una deuda neta de € 37.600 millones en septiembre de 2019, 2,46 veces su Ebtida.

Morgan Stanley también fue la entidad financiera que contrató Telefónica para disponibilizar en venta los activos que Telefónica posee en América Latina, con excepción de Brasil.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *