Telefónica ha presentado su segundo estudio sobre Internet de las Cosas (IoT), Things Matter 2019: la experiencia del usuario de IoT en España, que en la presente edición incluye como novedades tanto la realidad de lo que el público residencial piensa sobre Internet de las Cosas como la voz de los responsables de la transformación digital en empresas de distintos sectores de la actividad industrial, comercial o institucional.

Una de las principales conclusiones de Things Matter 2019 es que casi la mitad de la población conoce ya lo que significa IoT y es creciente la intención de adquirir y usar dispositivos o soluciones IoT sobre todo si responden a las expectativas del usuario (precio, compatibilidad entre dispositivos, facilidad de uso…). De hecho, uno de cada dos españoles tiene algún nivel de conocimiento de lo que significa Internet de las Cosas (IoT) y el aumento de consumidores que usan dispositivos conectados y sus aplicaciones ha crecido un 66% con respecto al informe anterior.

A ello hay que añadir que los españoles cada vez son más fieles a IoT ya que un 87% de los usuarios que prueban y aceptan una solución o dispositivo conectado, declaran que ya no renunciarían a sus beneficios.

En línea con esta utilización creciente existe un grupo de dispositivos y aplicaciones que crece en uso, conocimiento y fidelidad de los usuarios. Entre ellos destacan los dispositivos de coches conectados, los smart watches, los electrodomésticos y enchufes inteligentes, las aplicaciones de control de accesos y eficiencia energética en el hogar, las aplicaciones de car-sharing y de estacionamiento urbano o los trackers.

Otra novedad destacable en Things Matter 2019 es la incorporación de los términos “comodidad”, “seguridad” y “control” al de “conectividad” cuando se buscan términos asociados a IoT. De hecho, el concepto de “control” aparece entre los más mencionados entre los encuestados al comenzar a apreciar el consumidor los beneficios del Internet de las Cosas en el ahorro energético en el domicilio o el automóvil o en un aprovechamiento más eficiente de la actividad cotidiana.

Por otro lado, en el informe de 2019 se constata que ha madurado el uso industrial del IoT al tiempo que este sector se mantiene como el motor que impulsa en mayor medida la implantación de soluciones de Internet de las Cosas. Las industrias españolas han superado la fase de prueba del IoT para entrar en una nueva fase en la que demandan cada vez más desarrollos y aplicaciones concretas de proyectos y soluciones IoT. Precisamente esta madurez de IoT en las industrias es uno de los principales impulsores de que las personas, los consumidores y usuarios finales adopten IoT a mayor velocidad.

En este sentido una de las áreas más dinámicas en desarrollar proyectos y aplicaciones de IoT en el último periodo ha sido la de las Smart Cities con los dispositivos de sensorización y medición de diferentes variables (la temperatura, la calidad del aire, el flujo de transporte, etc.) o con soluciones IoT en relación con el uso que las personas hacen de los servicios públicos.

Desde aquí puede descargar Things Matter 2019: la experiencia del usuario de IoT en España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *