Silica Networks y Metrotel comunicaron la finalización de la construcción de la traza de sus redes que unirá la Ciudad de Buenos Aires con las estaciones de amarre de los cables de conectividad internacional que llegan a Las Toninas. En el proyecto se invirtieron USD 10 millones para el tendido de más de 450 km de fibra óptica de alta capacidad.

La infraestructura que se construyó se dispuso en una ruta alternativa que comienza en la localidad de El Talar de Pacheco (partido de Tigre) y de allí recorre las rutas 2 y 11. Esta implementación tiene un doble valor, ya que, por un lado, no superpone la traza con la de otras redes ya establecidas y, por ende, evita el SPOFs (Single Point of Failure, en inglés) ante posibles cortes o problemas que afecten a la conexión internacional de Argentina. Por otro lado, supone una opción de gran valor para compañías que quieran asegurar la continuidad de los servicios.

Así, en el plan de establecer una nueva ruta de baja latencia que conecta al país con el mundo a través de los cables submarinos, la traza del cableado también permitió mejorar la conectividad y el acceso a internet en las localidades donde pasa la red, como Domselaar, Coronel Brandsen, Chascomús, Dolores, entre otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *