El ministro de Industria y Tecnología de Shenzhen (China), Dong Jiaxing, comunicó que la ciudad oriental cubrió su red 5G autónoma sin necesidad de depender de la infraestructura del 4G, gracias a la construcción de 46.000 estaciones base que llegan a más de 12 millones de habitantes.

Este avance se debe a las inversiones de China sobre las telecomunicaciones en el marco de un enfoque estratégico, y es parte de 20 proyectos valorados en USD 231 millones y que se relacionan con tecnologías de transporte, de la salud, internet industrial, etc. que se apoyan en las estaciones base. Asimismo, se espera que para fin año, se desplieguen hasta 500.000 estaciones distribuidas por todas las ciudades del país.

El 5G supone una mejora en la velocidad y rendimiento de la red móvil y, por lo tanto, es una ventaja hacia los usuarios particulares, pero también hacia fábricas inteligentes o aplicaciones industriales.

Shenzhen es considerada el Silicon Valley de China.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *