El crecimiento del sector de seguridad de Internet para el consumidor promedio de banda ancha es relativamente estable, pero el Internet de las cosas (IoT) y la adopción de dispositivos conectados, desde teléfonos inteligentes y asistentes virtuales hasta electrodomésticos y cámaras de vigilancia, están creciendo exponencialmente. El mundo actual tiene más dispositivos en línea que personas. IDC ha anunciado que habrá 41.600 millones de dispositivos conectados para 2025, generando 79,4 zettabytes de datos.

Cualquier objeto que imaginable puede entrar teóricamente en el mundo de IoT. Esto significa que los problemas de seguridad tienden a ser cada vez más comunes. Este ecosistema en expansión crea una brecha entre la cantidad de dispositivos conectados inseguros y cuántos de ellos están realmente protegidos. El resultado es que los consumidores están cada vez más preocupados por la seguridad de sus dispositivos, el contenido al que acceden y crean y, en última instancia, un mayor interés en las soluciones de seguridad para IoT.

Para comprender mejor las expectativas y oportunidades de los consumidores para los operadores de banda ancha, Allot, un proveedor de soluciones de seguridad e inteligencia de red para proveedores de servicios, entrevistó a 1.261 personas en diez países, de entre 18 y 60 años, sobre conocimiento y preocupaciones relacionadas con la seguridad de los dispositivos conectados.

Principales aprendizajes

Los resultados muestran que el 50% de los consumidores está preocupado por la pérdida de privacidad o los ataques cibernéticos y el 74% está preocupado por la posibilidad de que los juguetes conectados puedan permitir el espionaje e incluso la comunicación con los niños, sin el conocimiento de sus padres;

Cuando se les preguntó a quién comprarían los servicios de seguridad los consumidores, el 73% de los encuestados expresó su preferencia. De estos, solo el 22% elegiría sus propios operadores de Internet. Esto significa que solo el 16% de la muestra total indicó una preferencia por el proveedor de Internet como proveedor de seguridad.

Los resultados de la encuesta encargada por Allot confirman que los proveedores de Internet son una segunda opción, en comparación con las tres principales marcas de seguridad virtual orientadas al consumidor. Los números también señalan que los operadores tienen una gran oportunidad de aumentar sus ingresos ofreciendo, además de servicios de Internet, soluciones de seguridad para Internet de las cosas.

Prueba de ello es que el 66% de las familias con 1 a 10 dispositivos están dispuestos a pagar, en promedio, USD 4,90 por soluciones de seguridad, mientras que el 84% de las familias con más de 10 dispositivos pagarían USD 6,16 para asegurar protección

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *