Samsung Electronics analiza invertir US$ 116.000 millones durante diez años para competir contra Intel y Qualcomm  en el negocio de procesadores de chips avanzados. La compañía surcoreana busca incrementar su participación de la industria mundial de semiconductores.

Actualmente líder del mercado de chips de memoria utilizados en dispositivos como servidores o teléfonos inteligentes, Samsung planea aumentar la inversión en semiconductores hasta 2030 para tomar la delantera en los llamados chips lógicos. Su objetivo es crear 15.000 empleos en producción e investigación durante ese período para convertirse en líder mundial en un campo dominado por sus competidores estadounidenses.

Samsung dio a conocer los planes de inversión la misma semana que sufrió un revés en su negocio de teléfonos móviles. La empresa tuvo que posponer por un tiempo indefinido la muy anunciada introducción en el mercado del Galaxy Fold, prevista para el 26 de abril, después de que surgieran problemas con las versiones de prueba del dispositivo.

La división de semiconductores de Samsung se ha convertido en el principal impulsor del negocio de la compañía, al generar las tres cuartas partes de sus ingresos operativos de 2018. El mercado mundial de chips que no son de memoria creció a US$ 290.000 millones en 2017, según Gartner, frente a los US$ 130.000 millones para los de memoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *