El avance de la tecnología conlleva que varias profesiones pueden desaparecer en los próximos años, aunque también surgirán nuevas oportunidades para profesionales cada vez más cualificados. Un reciente estudio realizado por el Servicio Nacional de Aprendizaje Industrial de Brasil (Senai) proyecta en esta década el surgimiento de 30 nuevas profesiones en el mercado de trabajo gracias a la Industria 4.0, conjunto de tecnologías que permiten la fusión del mundo físico, digital y biológico.

Los datos de la Agencia Brasileña de Desarrollo Industrial (ABDI) indican que la migración del sector al concepto 4.0 puede traer una reducción de costos de producción en el orden de BRL 73.000 millones al año (US$ 19.000 millones). Esta economía involucra ganancias de eficiencia, disminución de gastos con mantenimiento de máquinas y consumo de energía.

Una de esas tecnologías que puede aprovechar oportunidades económicas en Brasil es Internet de las Cosas, que posibilita la conexión entre objetos físicos con Internet, como es el caso de los coches que se desplazan sin la presencia de conductor. Para Daniel Plotrino, especialista que actúa en el área, el profesional del futuro necesita tener algunas habilidades para destacarse en el mercado. «El profesional del futuro necesita ser, por encima de todo, muy curioso, explorador, tiene que constantemente actualizarse, estudiar, sin depender solamente de la formación académica, necesita ser un poco autodidacta y saber compartir, eso es muy importante», subrayó .

Los segmentos de automóviles; alimentos y bebidas; máquinas y herramientas; petroleo y gas; textil y de la confección; química y petroquímica; las tecnologías de la información y la comunicación, además de la construcción civil, deben ser responsables de abrir la mayoría de las nuevas plazas.

Vehículos

En el segmento de producción de automotores, cuatro nuevas ocupaciones deben ser creadas: mecánico de vehículos híbridos, mecánico especialista en telemetría, programador de unidades de controles electrónicos y técnico en informática vehicular. La proyección es que, en 10 años, hasta el 50% de las empresas del ramo necesiten de esos profesionales, según datos del Senai.

En la visión del presidente de la Asociación de Startups y Emprendedores Digitales de Brasil (ASTEPS), Hugo Giallanza, las profesiones del futuro en el mercado de autos, por ejemplo, van a requerir dominio de nuevos conocimientos, como programación y aplicaciones de software.

En la era dominada por smartphones, tabletas y aplicaciones, profesiones ligadas a la tecnología de la información, como analista de Internet de las Cosas (IoT), especialista en Big Data (conjuntos de datos que necesitan ser procesados ​​y almacenados), se van a hacer comunes. En el mundo digital, la seguridad de la información es una de las mayores preocupaciones de los empresarios y los consumidores. La tendencia es que, con ello, haya una demanda por ingenieros de cyberseguridad y analistas de seguridad y defensa digital.

Para el escritor Sidnei Oliveira, autor del libro «Profesiones del Futuro», la inteligencia artificial puede ser una buena herramienta de trabajo para suplir esa necesidad. «El ingeniero de hoy tiene los días contados. Buena parte del trabajo de un ingeniero del pasado o del presente es fácilmente resuelto por la inteligencia artificial. La máquina, ahora, está aprendiendo. Cualquier profesión del futuro que esté ligada a una actividad que necesite aprender o una actividad en la que pueda enseñar, esta es una buena profesión para el futuro «, ponderó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *