El Small Cell Forum (SCF) publicó una serie de tendencias para el mercado de celdas pequeñas (small cells) para los próximos años. Existe unanimidad en algunas de las tendencias que impulsarán y darán forma al mercado este año, y muchas de ellas pueden resumirse bajo un único término general: la diversificación.

La mayor diversidad generará nuevas implementaciones significativas y escalará este año. Eso significa la diversificación de

  • El tipo de celdas y arquitecturas que se implementarán
  • Las bandas de espectro en las que estarán
  • Los vendedores que los suministrarán
  • Los casos de uso y modelos de negocio que admitirán
  • El tipo de operadores que los desplegarán
  • Las organizaciones que definen estándares y especificaciones relevantes.

Todo esto creará una base firme para una nueva ola de densificación que podrá soportar casi cualquier modelo de negocio y servicio. Eso, a su vez, mejorará la economía de llevar 4G y 5G a usuarios desatendidos, ya sea que se encuentren en áreas rurales y remotas o en ambientes interiores con poca señal.

Las cifras preliminares apuntan a un aumento global de alrededor del 150% en celdas pequeñas entre 2019 y 2025.

Fuente: Small Cell Forum

A continuación, las predicciones del SCF:

Las celdas pequeñas estarán a la vanguardia de la virtualización y Open RAN

En 2020, las small cells no se parecen a las de hace unos años. Hay muchos factores de forma, para adaptarse a diferentes entornos, y este año, se prevé una mayor variedad. Desde pequeñas celdas que se pueden incrustar en pavimentos o equipos domésticos, hasta puntos de acceso macro para montar en postes de lámparas, habrá una gran diversificación de diseños para adaptarse a cada caso de uso.

Este será el primer año que los operadores comiencen a implementar redes de celdas pequeñas virtualizadas y desagregadas. La adopción comercial de RAN virtualizada es un desafío, pero muchos operadores esperan dar sus primeros pasos en su pequeña capa celular, proporcionando una experiencia valiosa de cómo administrar y orquestar una red en la que múltiples unidades de radio comparten funciones comunes de banda base, algunas de ellas implementadas en infraestructura en la nube.

Las arquitecturas abiertas con interfaces comunes entre elementos de red (entre unidades centrales y de radio, o entre múltiples celdas) comenzarán a obtener soporte comercial. Estos serán esenciales para impulsar la confianza y la aceptación, especialmente de las nuevas arquitecturas desagregadas.

Varios operadores se han comprometido a implementaciones a gran escala basadas en estas plataformas abiertas. Vodafone y Telefónica tienen importantes invitaciones a licitación basadas en ORAN / TIP, mientras que NTT Docomo y Etisalat se han embarcado en lanzamientos. Al igual que con vRAN, la mayoría de los operadores se están enfocando en redes nuevas, celdas pequeñas, así como en entornos rurales, para sus incursiones iniciales en plataformas abiertas.

Nuevas fuentes de espectro ampliarán el grupo de implementadores de celdas pequeñas

El año pasado sentó muchas bases importantes cuando se trata de poner el espectro en manos de un mayor número de proveedores. En 2020, esos movimientos regulatorios se traducirán en implementaciones comerciales. Como muchas de las bandas involucradas son de frecuencia relativamente alta, serán más adecuadas para celdas pequeñas. Y una motivación principal para abrir el espectro es apoyar redes más localizadas, quizás para ciudades o industrias, lo que también impulsará el despliegue de celdas pequeñas.

La banda CBRS de EEUU en 3.5 GHz, con sus múltiples niveles de acceso, será una fuente importante de implementación de nuevas celdas pequeñas este año, en muchos entornos, desde el acceso rural a redes privadas industriales hasta puntos de acceso móvil. Otros ejemplos incluyen las nuevas licencias del Reino Unido que permitirán un acceso con licencia ligera a las bandas de ondas milimétricas en el futuro, y compartir parte del espectro MNO cuando sus propietarios lo subutilicen. Ambos esquemas tienen como objetivo permitir a los nuevos participantes desplegar redes y servicios a bajo costo, y apoyar redes para empresas y campus específicos.

Para fin de año la imagen del espectro para los operadores de celdas pequeñas estará mucho más fragmentada. Las redes privadas, los servicios industriales, las redes de ciudades inteligentes y las comunidades rurales serán los grandes beneficiarios.

La cobertura no es solo un problema rural: posibilidades en uso industrial e indoor

A diferencia de 3G y 4G, las mayores capacidades de 5G le han dado un papel central en las estrategias digitales e industriales de muchos gobiernos. Eso, a su vez, ha llevado a muchos países a establecer objetivos de cobertura asociados con las licencias de espectro. A diferencia de las generaciones anteriores, la cobertura móvil no solo está relacionada con la extensión del acceso de banda ancha a las comunidades rurales y remotas. También existen desafíos de cobertura significativos para los usuarios en sitios industriales como fábricas y minas; para las principales rutas de transporte; y para ambientes interiores, especialmente grandes oficinas, edificios industriales y de apartamentos.

Todo esto se puede abordar de manera efectiva con celdas pequeñas, pero el caso de negocios puede ser un desafío para los operadores móviles convencionales, ya que esto implica una implementación fragmentada, ya que cada red interior o empresarial necesita ser optimizada para sus usuarios particulares. Es por eso que habrá ver muchas decisiones regulatorias para extender la propiedad del espectro a operadores de redes privadas y proveedores de host neutrales, lo que puede ser un caso de negocios sólido para abordar un área particular de cobertura.

El espectro compartido y empresarial acelerará la aparición de operadores host neutrales que implementen redes de celdas pequeñas para ubicaciones o industrias específicas, y para maximizar su valor, estos deberán ser compatibles con la itinerancia con múltiples operadores. El SCF predice que la adopción de modelos de host neutral para llenar las brechas de cobertura importantes podría aumentar la base total de celdas pequeñas en más de un millón de unidades en todo el mundo para 2025.

Los reguladores y las industrias finalmente encontrarán una causa común en la infraestructura

Otro facilitador clave para una mejor cobertura urbana, rural e industrial será una regulación más simple y racionalizada de los sitios celulares en ciudades, pueblos y redes de transporte. Es un proceso tortuoso lograr el tipo de marcos regulatorios que harían que el acceso a la infraestructura, como postes de luz, sea simple y asequible.

La necesidad de extender la cobertura para apoyar los nuevos servicios ciudadanos y empresariales previstos para 5G, hará de 2020 un punto de inflexión en términos de conciencia y acción entre las autoridades. Sin embargo, un importante punto de preocupación para algunas ciudades se centra en posibles problemas de salud. Para evitar que estos temores se conviertan en un freno para la densificación, se debe ofrecer a la población información objetiva y basada en hechos para contribuir con los esfuerzos de la industria para probar tecnologías emergentes y comprender su comportamiento.

La automatización revolucionará la economía de las redes densas

Otra barrera de larga data para la densificación ha sido el costo y la complejidad de administrar un gran número de elementos, no solo puntos de acceso, sino nodos edge computing, núcleos localizados y unidades de radio distribuidas. Para reducir drásticamente el costo operativo de las grandes redes de celdas pequeñas y hacer que respondan en tiempo casi real a los patrones de tráfico cambiantes, la planificación y administración automatizadas son críticas.

Este será el año en que los procesos de planificación y automatización lleguen a la mayoría de edad para las redes densas 4G y 5G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *