Los operadores de todo el mundo se están volviendo ecológicos, pero no se trata solo del medio ambiente. Con 5G en el horizonte, es un negocio inteligente.

A medida que el tráfico de datos se dispara, se generan mayores demandas de energía en las redes de operadores a medida que se expanden para enfrentar el desafío. Se espera que el advenimiento de 5G exacerbe la situación.

La escala de consumo de energía de un operador en la actualidad es masiva. Por ejemplo, los datos proporcionados por los cuatro principales operadores de EEUU muestran que usan alrededor de 30 millones de megavatios hora (Mwh) de energía cada año. Para poner eso en perspectiva, la Administración de Información de Energía de EEUU señala que el consumo promedio anual de electricidad para un cliente de servicios públicos residenciales es de 10.399 kilovatios hora (Kwh), lo que significa que los operadores tier one consumen aproximadamente tanto como 2,9 millones de hogares.

Como era de esperar, la red es el principal consumidor de energía de los operadores: por ejemplo, Vodafone Group dijo que las estaciones base representan el 65% de su consumo de energía, mientras que sus centros tecnológicos representan otro 29%. En comparación, sus oficinas corporativas y tiendas minoristas juntas representan solo el 6% de energía.

En un informe reciente, Vodafone dijo que cada año gasta alrededor de US$ 1.100 millones en energía. Y los oradores de la reciente Cumbre Mundial de Eficiencia Energética de las TIC en Turín, Italia, señalaron que las facturas de energía ya representan alrededor del 16,5%, o US$ 28.000 millones, de OPEX anual para operadores de todo el mundo.

Y la situación está a punto de empeorar.

Los analistas y ejecutivos de operadores en la cumbre señalaron que se espera que las redes 5G devoren al menos el doble de la energía que las redes de hoy en día, ya que requerirán tanto sitios de nuevas celdas como más poder para ejecutar los sitios existentes.

Esto significa que los cambios para reducir los costos de energía serán clave para el desempeño financiero de los operadores a medida que avanzan con los lanzamientos 5G.

Renovables

El enfoque de los operadores hacia el problema parece ser doble. Por un lato, trabajan con proveedores para garantizar que los equipos de la próxima generación sean lo más eficientes posible. Pero, con más sitios en la red, necesitan otra forma de reducir los costos. Ahí es donde las fuentes de energía renovable como el viento entran en la ecuación.

El Departamento de Energía (DoE) de EEUU indicó que «el viento a escala de servicios públicos terrestres es una de las fuentes de energía más baratas disponibles en la actualidad», con precios que oscilan entre US$ 0,02 y US$ 0,06 por Kwh, según el proveedor. A modo de comparación, las fuentes de energía de combustibles fósiles estimadas por la Agencia Internacional de Energías Renovables tuvieron un costo de entre US$ 0,05 y US$ 0,17 por Kwh en 2017.

El DoE agregó que la energía eólica también ofrece una estabilidad de precios a largo plazo no disponible de las fuentes de energía tradicionales, ya que los contratos de suministro se ofrecen a precios fijos, y su fuente de combustible es gratuita y, por lo tanto, es inmune a las fluctuaciones de los precios externos.

Si bien surgieron algunas preocupaciones sobre la confiabilidad de la energía eólica, el DoE dijo que las mejoras en tecnológicas facilitan la integración de la energía eólica en la red eléctrica. También señaló que la energía eólica puede ayudar a evitar interrupciones durante ciertos eventos climáticos severos (como los períodos de frío extremo) que pueden desactivar las centrales eléctricas de carbón y gas natural.

La compra de energías renovables como la eólica, por lo tanto, permite a los operadores trazar un futuro estable en términos de gastos y suministro de energía, ya que se enfrentan a una serie de otros cambios en su red y modelos de negocio.

La industria se mueve

En EEUU, T-Mobile ha firmado acuerdos para comprar energía de varios parques eólicos diferentes como parte de un objetivo para obtener el 100% de su energía de fuentes renovables para 2021. Del mismo modo, Verizon establece un objetivo de utilizar fuentes de energía renovable para el 50% de su consumo eléctrico total para 2025. AT&T también ha aumentado su programa de energía renovable, comprando energía de tres parques eólicos diferentes y lanzando una beca para estudiantes que desean convertirse en técnicos de turbinas eólicas.

Por su parte, Vodafone se comprometió a comprar el 100% de su electricidad de fuentes renovables para 2025, mientras que Telefónica espera la mitad para 2020. Otros, incluidos Tele2 y NEC con sede en Japón, impulsan la reducción del consumo de energía mediante la introducción de tecnologías de red más eficientes.

Los operadores expertos en relaciones públicas han prestado apoyo popular a los esfuerzos para combatir el cambio climático, enmarcando el cambio a la energía renovable como una especie de pivote altruista para hacer su parte para salvar el medio ambiente. Pero el verdadero conductor es un complejo juego de números que se desarrolla detrás de la escena, ya que los operadores enfrentan un fuerte aumento en el consumo de energía en un mundo 5G y un mercado de energía fluctuante.

Por ejemplo, T-Mobile dijo que espera ahorrar US$ 100 millones en los próximos 15 años gracias a su cambio a la energía renovable, mientras que un representante de AT&T le dijo a Mobile World Live que la implementación de proyectos de eficiencia energética desde 2010 ha generado unos US$ 427 millones en ahorros anualizados. .

En un momento de incertidumbre, parece que los operadores han aterrizado en la energía renovable como el mejor camino a seguir, dados los menores costos del sector y la relativa estabilidad de los precios. Y es probable que continúe la expansión de las iniciativas de energía renovable entre las telecomunicaciones, siempre que haya una ventaja para los operadores.

 

El artículo original fue publicado en Mobile World Live. El presente es una traducción y adaptación de Signals IoT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *