La redacción del Plan Nacional de Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), que se venía demorando desde 2017, finalmente se transformó en un decreto publicado a fin de junio. El conjunto de reglas es el primer paso para regular el sector e implementar la tecnología en Brasil. El plan apunta a mejorar la calidad de vida de las personas, generar empleos y aumentar la productividad de las empresas brasileñas, entre otros, según el documento.

IoT se ha convertido en el centro de atención de los empresarios de todo el mundo. El estudio de Innovación de la Industria Tecnológica de 2019 publicado este mes por KPMG reveló que IoT es la herramienta con el mayor potencial para la modernización de negocios en los próximos tres años. Esto se debe a que se puede aplicar tanto en sistemas de robótica complejos como en dispositivos pequeños como los electrodomésticos inteligentes.

Para los consumidores, esta tecnología se entiende como aquellos objetos que realizan ciertas funciones y que intercambian información entre ellos, sin necesidad de intervención humana. El enlace entre estos dispositivos, la comunicación realizada entre ellos, se realiza a través de IoT.

Un ejemplo de la aplicación de esta tecnología son las bombillas LED inteligentes, que ya están en el mercado. Se pueden configurar desde el teléfono o tableta. Por medio de estos dispositivos, la iluminación ambiental se ajusta de acuerdo con la necesidad o la voluntad del usuario.

Para implementar el Plan Nacional de IoT, se reabrió una institución que controla la implementación y promoción de la tecnología en el país, y los expertos advierten sobre los cambios estructurales que deben realizarse en Brasil.

Áreas prioritarias

Un estudio apoyado por el Banco Nacional de Desarrollo (BNDES) y el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovación y Comunicaciones (MCTIC) describió un plan de acción estratégico para esta tecnología en el país y reveló en qué áreas Brasil pretende centrar sus esfuerzos en la aplicación. Se eligieron cuatro sectores prioritarios: salud, ciudades, zonas rurales e industria son las áreas en las que existe un gran potencial para aplicar IoT. Fueron elegidos para recibir esta inversión y analizar cómo pueden ser impactados positivamente.

En salud, la IoT se puede aplicar, por ejemplo, a colchones. Los sensores se pueden instalar en estos productos, recopilan datos de los usuarios y pueden ayudar a identificar y predecir posibles problemas y trastornos del sueño de la persona.

En las ciudades, los sensores puede ser utilizados para mapear las condiciones del tráfico y reprogramar las señales de tráfico automáticamente de acuerdo con la necesidad de flujo.

En la industria, esta tecnología se puede utilizar para que los gerentes hagan un seguimiento del flujo de producción en tiempo real. Conectados a las máquinas, los sensores pueden recopilar datos y generar gráficos de productividad en poco tiempo. Finalmente, en el sector rural, IoT puede ayudar en el monitoreo de la salud, fertilidad, ubicación y actividad del ganado con la implantación de un dispositivo en el animal.

Promoción a IoT

Otro punto que se ha acordado es sobre el desempeño del gobierno federal y cómo puede catapultar a IoT para que la transformación de sectores prioritarios sea posible. Para ello, el decreto prevé la recreación de la Cámara de IoT, que estará formada por representantes de cinco ministerios -Economía, Agricultura, Salud, Desarrollo Regional y MCTIC- y representantes del sector privado. Se estableció que se realizarán reuniones semestrales para discutir el progreso de las acciones. Este organismo también será responsable de promover:

  • Asociaciones entre entidades públicas y privadas.
  • Discusión sobre los temas del plan con entidades y entidades públicas.
  • Apoyo y propuesta de movilización de proyectos.
  • Trabajar con organismos y entidades públicas para estimular el uso y desarrollo de soluciones de IoT.
  • Cualificación de la fuerza laboral

Desde la Asociación Brasileña de Internet de las Cosas (ABINC) entienden que el gobierno deberá ser un agente activo para que estas personas puedan lidiar con lo nuevo. De lo contrario, no se podrán satisfacer las necesidades del mercado laboral con ciertas características y el desempleo aumentará.

Si bien el decreto incorpora buenas intenciones para el desarrollo de IoT en Brasil y funge como brújula para el ecosistema digital, deja abierta la manera en que tributará IoT. La pregunta es si caerá en la categoría de telecomunicaciones o comunicaciones máquina a máquina (M2M). Esta situación será definida por ley, que debe ser objeto de análisis del Ministerio de Estado de Ciencia, Tecnología, Innovación y Comunicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *