En el pasado, cuando los equipos de negocios solicitaban nuevas aplicaciones o servicios, las organizaciones de TI primero se preguntaban cómo lo podían construir. Ahora, la pregunta es dónde se puede encontrar. En este escenario, Gartner predice que para 2025, el 80% de las empresas cerrarán los centros de datos tradicionales. Los analistas indican que, de hecho, el 10% ya ha desactivado sus centros de datos.

Muchas corporaciones están reconsiderando la ubicación de las aplicaciones, en función de la latencia de la red, el número de clústeres por parte de los clientes y las limitaciones geopolíticas, por ejemplo, el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la Unión Europea.

Las empresas con centros de datos más antiguos no quieren reconstruirlos o crear nuevas estructuras de este tipo, especialmente debido a los altos costos. Prefieren que alguien más administre la infraestructura física. Los datos de las métricas de tecnología clave de Gartner de 2019 muestran que el porcentaje del presupuesto de TI dirigido a los centros de datos ha disminuido en los últimos años y ahora representa solo el 17% del total.

El servicio de colocación a menudo se usa como reemplazo de los centros de datos tradicionales porque ofrece una mayor disponibilidad, confiabilidad, niveles de capa de edificios certificados, eficiencia energética, administración de instalaciones dedicadas y capacidad de escala.

Lo que permanece en su lugar son los procesos comerciales que son esenciales para la misión de las empresas y que requieren una mayor supervisión y niveles de control más detallados que los disponibles a través de la infraestructura de la nube y los modelos alojados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *