Los proveedores de telefonía móvil del Reino Unido tienen prohibido comprar nuevos equipos Huawei 5G después del 31 de diciembre, y deberán eliminar el equipamiento 5G de la firma china de sus redes para 2027. Desde BT habían señalado que requerían diez años para sacar los equipos.

El Secretario Digital del Reino Unido, Oliver Dowden, informó a la Cámara de los Comunes sobre la decisión.

Las medidas del gobierno británico siguen las sanciones impuestas por Washington, que afirma que la empresa plantea una amenaza a la seguridad nacional, algo que Huawei niega.

La medida retrasaría la implementación de 5G del país en un año. El funcionario señaló que el costo de la nueva decisión y las restricciones anteriores anunciadas contra Huawei a principios de año, serían de hasta USD 2.400 millones.

Debido a que las sanciones de los Estados Unidos solo afectan los equipos futuros, el gobierno no cree que haya una justificación de seguridad para eliminar los equipos 2G, 3G y 4G suministrados por Huawei.

Huawei dijo que la medida es una mala noticia para cualquier persona en el Reino Unido con un teléfono móvil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *