Un equipo de investigadores del Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial del MIT ha encontrado una manera de crear una superficie que pueda reflejar y mejorar las señales inalámbricas.

Dicen que esto significa que se puede agregar WiFi a dispositivos que actualmente son demasiado pequeños para hacerlo viable, o hacer que los dispositivos ya conectados sean «más elegantes».

Según los autores del estudio, esto podría permitir que pequeños sensores detecten niveles de contaminación en interiores, altavoces inteligentes más pequeños o incluso ‘dispositivos biomédicos’ dentro del cuerpo humano.

El problema con la tecnología inteligente cada vez más pequeña es que los dispositivos más pequeños tienen antenas inalámbricas más pequeñas que luchan por mantener una buena señal.

El equipo de investigación de MIT CSAIL desarrolló una ‘superficie inteligente’ llamada RFocus que se puede instalar como una pared en una casa u oficina.

No requiere alimentación ni cableado, ya que simplemente «refleja» la señal emitida por otros dispositivos.

Al usar esta pared inteligente, un dispositivo puede actuar como un ‘control’, enviando una señal de menor potencia a la pared, que luego la refleja y la dispersa donde sea necesario.

Según los investigadores, puede mejorar la intensidad media de la señal en casi 10 veces y la capacidad de doble canal en un entorno de oficina.

La tecnología utiliza software para controlar miles de pequeñas antenas inalámbricas integradas en la superficie inteligente.

Los autores dicen que un ejemplo de su uso podría ser en un almacén para conectar cientos de sensores para monitorear máquinas e inventarios.

Cuesta unos pocos centavos por antena y, dado que no requieren cableado ni alimentación, el fondo de pantalla o pared inteligente sería ‘muy barato de producir a escala’.

Es muy temprano para la nueva tecnología, que todavía está en la etapa de desarrollo. Se espera que a más largo plazo proporcione una forma de aumentar el WiFi e incluso las señales 5G.

El trabajo de investigación está disponible en la biblioteca de acceso abierto arxiv.org.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *