El uso de Internet de las Cosas se plantea como una opción para controlar para el consumo de gas Licuado de Petróleo (LP) y combatir el robo de ese energético que afecta a empresas distribuidoras y a Petróleos Mexicanos (Pemex).

En países como India, China y EEUU se usan dispositivos que se conectan a los tanques estacionarios de gas LP y que se enlazan a una aplicación que envía una alerta mediante un teléfono inteligente cuando el inventario está bajo y necesita recarga. Con el dispositivo se puede controlar el consumo de gas, domiciliar el suministro, constatar el tiempo, volumen y condiciones de entrega del energético, así como determinar si la tubería que surte el combustible cumple con la regulación.

Cifras de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado y Empresas Conexas indican que el robo de gas LP genera pérdidas de MXN 13.000millones al año, que equivalen a 20.000 barriles diarios, es decir 58.000 toneladas mensuales y representa el 8% de la demanda total nacional anual.

Apps

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) implementó la aplicación AmiGas LP que facilita a los usuarios de gas LP localizar a los distribuidores de ese combustible y comparar precios y calificación de la calidad de servicio para elegir la compañía distribuidora que más les convenga.

AmiGas LP permite constatar si el vehículo que distribuye el gas LP cuenta con autorización de la CRE. La app también proporciona teléfonos de emergencia y recomendaciones para el uso del gas LP, a fin de evitar accidentes y elevar la seguridad. La aplicación móvil está diseñada para su uso en celulares inteligentes.

Por su parte, la empresa El Gaaas, lanzó una aplicación móvil y un dispositivo que se conecta al medidor del tanque estacionario y permite monitorear el suministro mediante la aplicación Levelgas para realizar el monitoreo del consumo, suministro. De esta forma, el usuario puede tener la certeza de que el volumen de gas corresponde al solicitado.

El Gaaas trabaja con una plataforma de Sigfox, operada por WND en México.

Desde la Asociación de Distribuidores de Gas LP (ADG) comentaron que existen al menos tres empresas en México que han desarrollado prototipos de dispositivos y aplicativos, pero la principal barrera de adopción son los precios ya que el kit tecnológico oscila entre MXN 1.500 y MXN 3.000.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *