Mediatek e Inmarsat anunciaron la primera conexión satelital Narrow Band Internet of Thing (NB-IoT). Se trata de una tecnología celular que utiliza bandas de largo alcance para dar acceso a un gran número de equipos que transmiten pocas cantidades de datos.

Esta innovación permitirá vincular las redes celulares con la de los satélites a más de 35.000 Km en el espacio. El objetivo establecer una conectividad a partir del 5G IoT.

Las ventajas del NB-IoT van desde el bajo consumo de energía, seguridad encriptada y con doble autenticación, así como también un mayor alcance en interiores y exteriores.

Ambas empresas ya han trabajo juntas en la rama de las comunicaciones satelitales del IoT. De hecho, realizaron una prueba exitosa sobre la transferencia de datos a través del satélite L Alphasat.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *