Dentro de la escena militar, los dispositivos conectados ganan cada vez más espacio. Es por eso que el IoMT (Internet of Military Things) renueva o innova en su oferta de sensores, municiones y hasta armas inteligentes.

En el mercado de estos dispositivos, también llamado Internet of battlefield Things (IoBT), se marcan varias tendencias que se basan en un sistema de aplicación sólido. Los productores se hicieron eco, por un lado, de la seguridad centrada principalmente en la confiabilidad de la red y la autenticación de los dispositivos.

Del mismo modo, los operadores saben que la inteligencia artificial (IA) es un elemento clave para el funcionamiento del IoMT, porque permite un mejor análisis de los datos que atraviesan los dispositivos. Utilizar la tecnología de IA (por ejemplo, con el aprendizaje automático) implica un escaneo de mayor volumen de datos (big data), pero también reduce el costo asociado. Dentro de esta tendencia, se espera que la IA utilizada en el campo de batalla mantenga el enfoque en el ser humano (conocido como man-in-the-loop). Como en las contiendas se dispara contra varios objetivos, siempre va a ser necesaria la identificación de las personas y la autorización a los artefactos para efectuar los tiros.

Según publica Secure Week, la herramienta de monitoreo de salud del sistema sirve como alerta a los operadores sobre la actividad de los objetos. Pero también combinan la administración de los sensores (de movimiento, sonido, radares, etc.) con el análisis de información que permiten una evaluación predictiva de fallas o problemas.

El almacenamiento de los datos, además, se vuelve importante puesto que las operaciones de guerra requieren ciertas especificaciones técnicas y, por tanto, la información va a ser compleja. Es por ello que varias empresas ofrecen soluciones de resguardo de datos a organizaciones gubernamentales como el Departamento de Defensa de Estados Unidos. Los servicios de nube más conocidos, y que procesan más rápido el trabajo, se fundamentan en la infraestructura como servicio (IaaS) o en la plataforma como servicio (Paas).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *