En la actualidad la velocidad con la que se intercambia información, los avances en movilidad informática y los esquemas de comunicación cambiaron los procesos comerciales y logísticos. Esto mismo lleva a que las empresas tengan que adaptarse rápidamente, para diferenciarse de la competencia.

Las nuevas tecnologías en logística se han desarrollado a un ritmo vertiginoso, cambiando las reglas del comercio y generando nuevas oportunidades. Los principales desafíos que se presentan en el sector de transporte se generan por la evolución de los modelos de venta y la tecnología, ayudando a reducir los costos y aumentando la productividad.

En el contexto de aislamiento social preventivo y obligatorio por el Covid-19 en nuestro país, se verifica el crecimiento de las compras online, donde las entregas son el punto más importante. Según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico, las ventas online crecieron un 300% en estos meses y, la protección de la mercadería durante el traslado necesita contar con información en tiempo real de la actividad de los proveedores para gestionar cualquier situación anómala que se produzca.

La transformación digital está contribuyendo a que el sector de transporte y logística pueda mantener su actividad en cualquier punto del territorio y puedan llegar a donde se los necesite, evitando grandes pérdidas económicas en el traslado de mercaderías.

“Vivimos un momento único en la historia y tenemos a disposición tecnología muy diversa que aporta grandes ventajas competitivas para las empresas. Un ejemplo es la aplicación de Big Data que aporta mayor trazabilidad, mejorando el servicio al cliente y la operatividad”, comenta Cristian Fanciotti, CEO de Ituran Argentina.

La tecnología aplicada al sector transportista es una fuente inagotable de soluciones, ya que ha dotado de sistemas de posicionamiento global, identificación por radio frecuencia, sensores, big data, GPS, celulares, Voice Picking y servicios satelitales, entre otros, para poder administrar y ubicar tanto la carga como la flota de vehículos en todo el territorio y en cualquier momento del proceso de entrega.

Algunas de las tecnologías que se vienen aplicando en la actualidad con gran efectividad son:

  • Internet de las cosas: ofrece múltiples posibilidades a través de la interconexión de cada uno de los activos en la cadena de suministro pudiendo controlar el trayecto de los productos en tiempo real, saber el estado de la mercancía y conocer las mejores rutas.
  • Big Data: permite la recopilación de grandes cantidades de información que se genera durante la cadena de suministro, que permite la distribución ágil detectando mejores rutas, seguimiento de productos, etc.
  • Dispositivos GPS que siguen evolucionando e incorporando mayores prestaciones permitiendo recopilar y transferir información en tiempo real.
  • Telemática: servicio que permite la transmisión de datos a partir de la informática y la tecnología de la comunicación para el desarrollo de procesos y técnicas de servicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *