La seguridad de los objetos conectados a Internet de las Cosas está en el centro de la escena. Un informe de Kaspersky Lab reveló que los dispositivos IoT fueron atacados con más de 120.000 variantes de malware durante el primer semestre de 2018. La cifra es el triple de la cantidad de malware de IoT revelada en 2017. La empresa de ciberseguridad advierte sobre la tendencia peligrosa: en 2017, el número de modificaciones de malware para dispositivos inteligentes aumentó diez veces con respecto a la cantidad vista en 2016.

De acuerdo con Thiago Marques, analista de seguridad en Kaspersky Lab, el enfoque en la usabilidad de los gadgets IoT es justificable ya que estos dispositivos son desarrollados para formar parte de la vida cotidiana. Sin embargo, alerta que los fabricantes necesitan entender que un problema serio de seguridad puede inviabilizar la inversión.

El especialista indicó que registraron más de 30.000 intentos de infección a este tipo de gadgets durante 2018 en América Latina. Los objetivos más afectados fueron los routers y las cámaras de vigilancia. Brasil (72%), México (13%) y Argentina (4%) lideran la lista de países más afectados.

Para reducir el riesgo de infección, Kaspersky Lab recomienda a los usuarios:

  • Instalar lo antes posible las actualizaciones para el firmware del dispositivo. Una vez descubierta una vulnerabilidad, se puede reparar con parches incluidos en las actualizaciones.
  • Cambiar siempre las contraseñas preinstaladas. Utilizar contraseñas complejas que incluyan letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos.
  • Utilizar sistemas de seguridad informática para verificar si sus dispositivos IoT tienen vulnerabilidades e infecciones.
  • Reiniciar un dispositivo tan pronto se detecte que actúa de forma extraña. Esto podría ayudar a deshacerse del malware existente, pero no reduce el riesgo de contraer otra infección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *