A través de un breve comunicado, Intel confirmó que abandona el negocio de los módems 5G para smartphones y sólo se centrarán en desarrollar módems 4G y 5G para ordenadores, dispositivos IoT y otros dispositivos centrados en datos.

El anuncio llegó horas después de que Apple y Qualcomm firmaran un nuevo contrato de colaboración por seis años, con posibilidad de prorroga a dos años más, donde Qualcomm será el encargado de suministrar chips y tecnología para los dispositivos de Cupertino, incluidos los módems 5G.

Dentro de esto, Intel no señaló directamente que esta decisión provenga del acuerdo de Apple y Qualcomm, pero según Xataka ya se anticipaba que sería el único fabricante para los módems 5G que requería Apple tras haber roto relaciones con Qualcomm.

Durante la batalla legal de Apple con Qualcomm, se sabía que la compañía de la manzana había apostado por Intel para el desarrollo de chips 5G para los próximos iPhone. Sin embargo, Intel siempre fue clara al mencionar que estaban teniendo dificultades para cumplir los plazos y el volumen que demandaba Apple, por lo que terminaron cambiando la fecha de entrega de 2019 a 2020, y de hecho nunca estuvo claro si los módems 5G llegarían a tiempo para los iPhone de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *