La organización internacional Internet Engineering Task Force (IETF) publicó el estándar SCHC, que permite a las redes IoT el uso de protocolos basados en IP. El objetivo es garantizar la interoperabilidad entre las tecnologías Sigfox, NB-IoT, LoRaWAN y LTE-M.

Durante cuatro años se ha trabajado en el estándar SCHC, que genera un mecanismo avanzado para fragmentar y comprimir los encabezados de pila de protocolos de Internet. De esta manera, permite a los dispositivos restringidos conectarse a baja potencia a las redes de área amplia (LPWAN) para realizar una comunicación a través de IP.

El uso del protocolo IP facilita la integración de la red, ya que transmite los mensajes en una cadena. Además, los desarrolladores podrían acelerar el desarrollo de los servicios, al trabajar con herramientas familiares.

Por otra parte, utilizar este estándar en las soluciones de seguridad podría mejorar la política de seguridad en toda las TI. La aplicación sería independiente de la tecnología de radio utilizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *