De acuerdo con Canalys, durante el segundo trimestre de 2020, Huawei se transformó en el proveedor de teléfonos inteligentes más grande del mundo. La firma tecnológica superó por primera vez al gigante Samsung.

De todas formas, la mayoría de sus ventas se ubican en China. Del total, la compañía registró un 70% de compras de dispositivos dentro de su mismo país. El problema surge en el exterior, ya que, en el mercado internacional, Huawei presentó una baja del 27 % interanual en el periodo de abril a junio. Se enviaron un total de 55.800 millones de dispositivos, lo que representan un 5 % menos con respecto al año anterior.  Y, del mismo modo, su participación en el mercado cayó del 22 % al 16 % en comparación con el periodo del segundo trimestre de 2019 y el de la actualidad.

Por su parte, Samsung, que quedó segundo, obtuvo una caída del 30 % en el balance del año pasado y este (53.700 millones de teléfonos vendidos).

De ser el tercer mayor fabricante de smartphones, detrás de Samung y Apple, la primera posición de Huawei se estableció por los esfuerzos producidos en China. Canalys considera que va a ser difícil mantener esta situación para el fabricante chino. Sobre todo, por ser incluido el año pasado en la lista negra de Estados Unidos que restringe entre otros aspectos, su acceso a la tecnología estadounidense (como la utilización del sistema operativo de Google, Android). Si bien ello no representa un problema en China, puesto que los servicios de Google están bloqueados y además ya lanzó su propio sistema –HarmonyOS–, en los demás países del mundo puede suponer un gran golpe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *