Este año, Huawei quiere lanzar un sistema que permita a los automovilistas usar navegación, asistencia de voz y otras aplicaciones desde sus teléfonos en el tablero digital de sus automóviles. La plataforma HiCar de la compañía permitirá a los usuarios operar el aire acondicionado y las puertas del vehículo con sus teléfonos, al tiempo que ofrece una función para ayudar a prevenir accidentes. Estos controles van más allá del entretenimiento a bordo y requieren que la compañía trabaje con fabricantes de automóviles.

El fabricante se ha asociado con grandes jugadores como el productor chino de vehículos eléctricos BYD y el alemán Audi, en busca de construir una nueva fuente de ingresos en el mercado de automóviles conectados de rápido crecimiento en medio de una desaceleración global en la demanda de teléfonos.

El vehículo eléctrico Han de BYD, que se lanzará a principios de junio, contará con los frutos de la colaboración con Huawei, dijo recientemente un ejecutivo del fabricante de automóviles.

Huawei también está desarrollando equipos de comunicaciones automotrices 5G y un servicio de computación en la nube dedicado a la conducción autónoma. La compañía ha vinculado el desarrollo de tecnología con más de 30 fabricantes de automóviles, incluido SAIC Motor, de propiedad estatal china.

La demanda china de automóviles nuevos sigue siendo suave. Pero el país es el mercado de vehículos eléctricos más grande del mundo, un campo que se espera que continúe creciendo a mediano y largo plazo.

Huawei quiere capitalizar este crecimiento para compensar la disminución de las ventas de teléfonos inteligentes, sobre todo en el presente año, donde las cifras de ventas caerán de manera abripta por la pandemia de coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *