Google y el fabricante de relojes Fossil Group anunciaron un acuerdo para que el gigante de Internet adquiera parte de la tecnología de reloj inteligente de Fossil e incorpore miembros de la división I+D responsables de su creación. El acuerdo tiene un valor aproximado de US$ 40 millones.

Como resultado de la operación, Google ahora tendrá un equipo dedicado con experiencia en hardware que trabajará internamente en su plataforma de software WearOS y posiblemente también en nuevos diseños de relojes inteligentes.

«Los wearables, diseñados para el bienestar, la simplicidad, la personalización y la utilidad, tienen la oportunidad de mejorar las vidas al brindarles a los usuarios la información y los conocimientos que necesitan rápidamente, de un vistazo», dijo Stacey Burr, presidenta de gestión de productos para la plataforma WearOS de Google en un comunicado. «La incorporación de la tecnología y el equipo de Fossil Group a Google demuestra nuestro compromiso con la industria de los dispositivos portátiles al permitir una cartera diversa de relojes inteligentes y respaldar las necesidades en constante evolución del consumidor que busca la vitalidad y está en movimiento», agregó.

Fossil se ha especializado en lo que se conoce como relojes inteligentes híbridos: dispositivos que realizan algunas funciones inteligentes menores como el seguimiento de pasos y notificaciones, pero que por lo demás se ven y se sienten como su reloj de pulsera estándar. La compañía fabrica relojes inteligentes con pantallas táctiles que se asemejan a otros dispositivos WearOS y al Apple Watch, pero su fuerte siempre ha sido el reloj híbrido, dada la experiencia de diseño y fabricación de Fossil en el mercado de accesorios tradicionales.

Para Google, esta podría ser una gran oportunidad para darle un giro a WearOS y tratar de competir con Apple Watch. Ya sea que la tecnología Fossil impulse a Google a desarrollar y lanzar finalmente un Pixel Watch oficial con su propio diseño interno, o simplemente ayude a la compañía a refinar mejor su software, esta adquisición demuestra que WearOS aún quiere dar pelea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *