Ford y Volkswagen anunciaron que están expandiendo su alianza global para incluir vehículos eléctricos – y van a colaborar con Argo AI para introducir tecnología de vehículos autónomos en EEUU y Europa – posicionando a ambas empresas para servir mejor a los clientes mejorando al mismo tiempo su competitividad y costo, y eficiencia de capital. 

El sistema de conducción autónoma (SDS) de Argo AI es el primero con planes de despliegue comercial en Europa y EEUU. Además, dada su posibilidad de aprovechar el alcance global de ambas automotrices, la plataforma de Argo AI cuenta en la actualidad con el mayor potencial, en términos de despliegue geográfico, entre todas las tecnologías de conducción autónoma. Volkswagen y Ford integrarán el sistema SDS de Argo AI de manera independiente en sus vehículos construidos especialmente para apoyar las distintas iniciativas para mover personas y mercancías de ambas compañías. 

El foco de Argo AI continúa en entregar un sistema SDS SAE Nivel 4 para ser aplicado servicios de viajes compartidos y de entrega de mercancías en áreas urbanas densas. Ford y Volkswagen tendrán igual participación en Argo AI y serán dueños de una parte sustancialmente mayoritaria de manera combinada. La parte remanente será utilizada como un fondo de incentivos para empleados de Argo AI. La transacción como un todo está sujeta a aprobaciones regulatorias y condiciones de cierre de la misma. 

Las compañías también anunciaron que Ford se convertirá en el primer fabricante automotriz adicional en usar la arquitectura de vehículos eléctricos y el Modular Electric Kit (MEB) de Volkswagen para lanzar un vehículo de cero emisiones de alto volumen en Europa en 2023. Ford espera entregar más de 600.000 vehículos europeos utilizando la arquitectura MEB en seis años, con un segundo nuevo modelo Ford para los clientes europeos en discusión.

Volkswagen comenzó el desarrollo de su arquitectura MEB en 2016, invirtiendo aproximadamente US$ 7.000 millones en la misma. La automotriz planea utilizar esta plataforma para construir aproximadamente 15 millones de autos para el Grupo Volkswagen en la próxima década. 

La alianza, la cual abarca colaboraciones adicionales a la inversión conjunta de Volkswagen y  Ford en Argo AI, no implica participaciones accionarias cruzadas entre ambas compañías y es independiente de la inversión en Argo AI.

Accionistas igualitarios en Argo AI 

Volkswagen invertirá US$ 2.600 millones en Argo AI comprometiéndose a una inversión de US$ 1.000 millones en fondeo y de US$ 1.600 millones a través del aporte de su compañía Autonomus Intelligent Driving (AID). Como parte de esta transacción, Volkswagen también comprará a Ford acciones de Argo AI por US$ 500 millones a lo largo de tres años. Ford invertirá los US$ 600 millones remanentes de su previamente anunciado compromiso de aportar USD$ 1.000 millones a Argo AI. La transacción completa representa una valuación total de Argo AI de más de US$ 7.000 millones. 

Argo AI planea trabajar de manera cercana con Ford y Volkswagen para proveer la tecnología  de vehículos autónomos que las automotrices necesitan para entregar vehículos de conducción autónoma integrados que puedan ser fabricados en escala para un seguro, confiable y durable despliegue en servicios de viajes compartidos y entrega de mercancías. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *