Google se comprometió a no utilizar datos de salud para publicidad dirigida, ya que buscó apaciguar las preocupaciones de la Comisión Europea (CE) sobre un movimiento de USD 2.100 millones para adquirir el fabricante de dispositivos portátiles Fitbit.

Un representante de Google dijo a Mobile World Live que el acuerdo es sobre dispositivos, no datos, argumentando que la adquisición aumentará la competencia en el concurrido sector de wearables al hacer que los dispositivos sean mejores y más asequibles.

«Apreciamos la oportunidad de trabajar con la Comisión Europea en un enfoque que salvaguarde las expectativas de los consumidores de que los datos del dispositivo Fitbit no se utilizarán para publicidad».

Los comentarios de Google sobre la publicidad se hacen eco de los realizados por Fitbit cuando el acuerdo se anunció por primera vez en noviembre de 2019. Sin embargo, la medida generó inquietudes de los grupos de consumidores, la Junta Europea de Protección de Datos y las autoridades de los EEUU y Australia.

Anteriormente, la CE citó el 20 de julio como la fecha más temprana para emitir un veredicto sobre el acuerdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *