El Reino Unido, Alemania, Italia y Francia destinarán € 1.750 millones para el desarrollo de chips y semiconductores, a los que se deben sumar otros € 6.000 millones como objetivo de captación entre inversores privados. Un total de 29 compañías y organizaciones de investigación también formarán parte del esfuerzo, incluyendo Bosch, Infineon, STMicroelectronics, Osram, Carl Zeiss, GlobalFoundries y Murata.

El proyecto debe estar terminado en 2024, aunque cada uno de los 40 subproyectos tiene una fecha límite distinta:  chips de eficiencia energética, semiconductores de potencia, sensores inteligentes, equipos ópticos avanzados y materiales compuestos, entre muchas otras iniciativas. También se incluyen en el programa desarrollos más generales sobre Internet de las Cosas o el coche autónomo.

La UE considera los chips como “una tecnología habilitante clave y que contribuye a un interés común europeo”. Según la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, “la microelectrónica se puede encontrar en casi todos los dispositivos electrónicos que usamos todos los días, ya sea su teléfono, ordenador, lavadora o automóvil. La innovación en microelectrónica puede ayudar a toda Europa a avanzar en la innovación; es por eso que tiene sentido para los europeos. Hemos implementado reglas especiales de ayuda estatal para allanar el camino, las cuales permiten la investigación e innovación arriesgadas e innovadoras, al mismo tiempo que garantizan que sus beneficios se compartan ampliamente y no distorsionen las condiciones de juego en Europa”.

Proyectos

Los proyectos se dividen en cinco categorías, aunque muchos de ellos están relacionados entre sí y abarcan muchas áreas distintas.

  • Chips: grupo que engloba empresas como Soitec o STMicroelectronics y busca desarrollar chips eficientes y de bajo consumo, como los instalados en los coches.
  • Semiconductores: desarrollo de componentes para coches eléctricos y otros dispositivos. Uno de los grupos más grandes con empresas como Bosch, Infineon, Murata, 3D Micromac o X-Fab.
  • Sensores inteligentes: investigación de nuevos sistemas ópticos, de movimiento o magnéticos.
  • Equipo óptico: empresas como AMTC y Carl Zeiss también entran en el macroproyecto de la UE.
  • Materiales compuestos: desarrollo de chips más allá del Silicio. Una investigación que engloba empresas como Sofradir, IQE o OSRAM.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *