La semana pasada, el gobierno español tomó medidas para evitar que la crisis económica resultante de la pandemia de Covid-19 abra las puertas a adquisiciones hostiles de empresas españolas por parte fondos extranjeros a la Unión Europea. El Real Decreto-ley 8/2020 del 17 de marzo prohíbe la compra de más del 10% de una compañía local estratégica por parte de un inversionista extranjero o la adquisición de cualquier cantidad de acciones que resulten en tomar el control de la compañía.

La medida protege a Telefónica. El grupo perdió más de un tercio de su valor de mercado este año en la bolsa de valores de Madrid, lo que ha llevado a los analistas locales a considerar los movimientos de fondos extranjeros.

Según el decreto del gobierno español, las grandes inversiones en empresas públicas locales deben someterse a un análisis previo. El nuevo régimen para el flujo de inversiones de capital está dirigido específicamente a la infraestructura crítica (que incluye el área de telecomunicaciones), energía, datos personales y sectores audiovisuales.

«El reciente impacto de la crisis global provocada por Covid-19 en los mercados bursátiles mundiales plantea una cierta amenaza para las empresas españolas (…) al ver la reducción en el valor de sus acciones que son el objetivo de adquisición por parte de inversores extranjeros», dice la justificación del decreto.

El mismo decreto de estado de emergencia también describe las obligaciones que debe cumplir Telefónica España. Mientras el decreto está en vigencia, el operador debe garantizar el servicio universal, una modalidad existente en el país para las ofertas de banda ancha a las personas con menos poder adquisitivo. El operador deberá garantizar la calidad del servicio y no podrá desconectar a los clientes.

Los operadores en el país también deberían dejar de realizar portabilidad numérica y detener las campañas publicitarias para atraer clientes entre sí. Las empresas también deberían abandonar temporalmente los plazos para devolver el equipo que se encuentra en el hogar de antiguos clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *