Equinix llegó a un acuerdo con Axtel para comprar tres centros de datos por US$ 175 millones. Las instalaciones servirán a las áreas metropolitanas de la Ciudad de México y Monterrey. Los tres centros de datos generaron aproximadamente US$ 21 millones en ingresos anuales en 2018, con un perfil de margen EBITDA que agrega valor al negocio de Equinix. Se espera que la transacción se complete en el primer trimestre de 2020, sujeto a las condiciones de cierre habituales, incluidas las aprobaciones regulatorias.

La incorporación de estas tres instalaciones en dos mercados estratégicos de tecnología en México es parte del plan de Equinix para expandir su liderazgo global en regiones atractivas de alto crecimiento. La operación, cuando se combina con adquisiciones anteriores de los principales centros de tráfico en Dallas (Infomart) y Miami (NAP de las Américas), fortalecerá la plataforma global de Equinix, mejorando la interconexión entre Norte, Centro y Sudamérica.

Los tres centros de datos agregarán aproximadamente 10,000 pies cuadrados de espacio de colocación a la cartera de centros de datos de Equinix International Business Exchange (IBX). Dada la capacidad de potencia de estas tres unidades, la transacción convertirá a Equinix en uno de los operadores de centros de datos neutrales de red más grandes de México. Incluyendo los proyectos de expansión actuales, Equinix ya ha invertido más de US$ 500 millones en sus operaciones en América Latina, incluidos Brasil, Colombia y ahora México.

Los dos centros de datos que sirven a la región metropolitana de la Ciudad de México están ubicados estratégicamente en la ciudad de Querétaro. Ambas son instalaciones independientes del operador con diversos puntos de entrada de fibra que incluyen cinco proveedores de servicios de red que operan actualmente en cada centro de datos.

El primero tiene 10.200 pies cuadrados brutos, con 3.400 pies cuadrados de espacio de colocación. Este es el primer centro de datos en América Latina con un sistema de cogeneración de energía y también está certificado por ICREA (Asociación Internacional de Expertos en Salas de Computación). El segundo es un centro de datos de 7,500 pies cuadrados con 558 metros cuadrados de espacio de colocación. Esta instalación brindará a Equinix oportunidades para expandir hasta 5.500 metros cuadrados de espacio de colocación.

La instalación de Monterrey es un centro de datos altamente conectado, que proporciona una importante puerta de enlace de conectividad entre los Estados Unidos y México. Incluye 2.300 pies cuadrados brutos, con 1.200 pies cuadrados de espacio de colocación. Es una instalación independiente del operador con diez proveedores de servicios de red.

Equinix planea ofrecer Equinix Cloud Exchange Fabric (ECX Fabric) en los tres centros de datos. La solución es un servicio de interconexión bajo demanda habilitado por red definida por software (SDN) que permite a cualquier empresa conectarse entre su propia infraestructura distribuida y la infraestructura distribuida de cualquier otra empresa, incluidos los principales operadores y proveedores de nube del mundo, en la plataforma Equinix.

La adquisición de los tres centros de datos de Axtel amplía aún más la capacidad de Equinix para proporcionar a las empresas la conectividad directa y segura necesaria para expandir su alcance global en mercados nuevos o existentes. Según la segunda edición del Índice de interconexión global, la interconexión se está convirtiendo en un elemento esencial de la economía digital. Al proporcionar capacidad de interconexión adicional en estos mercados estratégicos, Equinix sigue desempeñando un papel importante en ayudar a las empresas a extender sus operaciones de TI a Digital Edge mediante la interconexión de personas, ubicaciones, nubes y datos.

Equinix ya presta servicios a varias empresas mexicanas en centros de datos IBX fuera de México, como la Bolsa Mexicana de Valores en Nueva York y varios operadores de telecomunicaciones mexicanos en Dallas. Una vez completada la transacción, Axtel se convertirá en un cliente y socio de marketing en cada una de las tres ubicaciones. Cerca de 40 empleados y subcontratistas de Axtel, que actúan principalmente en las funciones operativas de las instalaciones adquiridas, se convertirán en empleados o subcontratistas de Equinix.

Equinix actualmente opera más de 200 centros de datos IBX en 53 mercados, brindando a los clientes aún más formas de conectarse con otras compañías en todo el mundo a través de la Plataforma Equinix. Tras el cierre de los activos de Axtel, Equinix duplicará su número de activos propios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *