El gobierno de Estados Unidos publicó los resultados sobre los costos de reemplazo de redes y equipos de las marcas chinas Huawei y ZTE. La operación implicará alrededor USD 1.837 millones de dólares.

Desde la Comisión Federal de Comunicación (FCC, en inglés) explicaron que la prioridad del proyecto se debe al resguardo de la seguridad de las redes de comunicaciones del país norteamericano. Por ello, quieren saber qué productos y servicios no confiables han instalado los operadores locales.

Asimismo, esperan que el Congreso ayude económicamente a las empresas que tengan que reemplazar los equipos que se consideren amenazantes tanto para la seguridad nacional como para la economía y sociedad estadounidense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *