Trend Micro presentó un informe que apunta a las amenazas que las redes de manufactura enfrentan con tecnología obsoleta, incluyendo riesgos a la propiedad intelectual y los procesos de producción. El informe «Protegiendo Fábricas Inteligentes: Amenazas a los Ambientes de Fabricación en la Era de la Industria 4.0» describe la dimensión de seguridad de una nueva era para la fabricación conducida por la IoT y la conectividad por todas partes. Este año, los fabricantes están invirtiendo pesadamente en la convergencia de la tecnología operativa tradicional (OT) con las redes de TI, añadiendo nuevas tecnologías a los ambientes que aún son vulnerables a problemas ya conocidos desde hace más de diez años, como el Conficker.

La Industria 4.0 ofrece oportunidades inigualables para aumentar la productividad, mejorar las eficiencias de procesamiento y realizar manufactura bajo demanda, pero también cambia dramáticamente el modelo de riesgo de amenazas para esas instalaciones, dijo Steve Quane, vicepresidente ejecutivo de Network Defense e Hybrid Cloud Security para Trend Micro.

El informe destaca la  triple amenaza que enfrenta la manufactura, incluidos los riesgos asociados a TI, OT e IP. Las redes de operaciones previamente aisladas se conectan a la red de TI para obtener eficiencia, pero esto expone protocolos propietarios inseguros y equipos OT con décadas de funcionamiento y que generalmente no se actualizan con frecuencia suficiente debido a su criticidad. Hay una gran disparidad entre las operaciones significativas realizadas por estos dispositivos y el hecho de que operan desde hace años con vulnerabilidades conocidas.

Además de mantener la infraestructura antigua con debilidades conocidas, nuevas vulnerabilidades se están descubriendo con más frecuencia que nunca en estos sistemas. Las vulnerabilidades de día cero adquiridas en interfaces hombre-máquina (IHM) de sistemas de control industrial aumentaron en más del 200% en 2018 en comparación con el año anterior. Los fabricantes quedan expuestos a malwares direccionados, incluyendo ataques de minería en tiempo real, que pueden perjudicar los principales procesos de producción, consumiendo energía de procesamiento y causando latencia en la red. El ransomware también es una gran amenaza para los fabricantes si el ataque afecta a la producción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *