A pesar de la actual pandemia mundial de COVID-19, Dell’Oro Group pronostica un fuerte crecimiento en gastos de capital (CaPex) en redes inalámbricas este año, atribuido al aumento de las inversiones en la región de Asia Pacífico y la implementación de 5G en China.

En su informe actualizado 2020 Telecom Capex, Dell’Oro analizó las relaciones entre el gasto de capital inalámbrico y fijo y los ingresos de más de 50 operadores, lo que representa aproximadamente el 80% del gasto de capital e ingresos mundiales.

«Incluso mientras emitimos este pronóstico en medio de una pandemia, no hemos realizado ninguna revisión material a la baja, en parte porque creemos que esta recesión es un poco diferente a las anteriores», escribió Stefan Pongratz de Dell’Oro. «Si bien claramente existen algunos riesgos a la baja a corto plazo, también creemos que podría haber algunos aspectos positivos a largo plazo».

En 2019, el gasto de capital inalámbrico ajustado en moneda aumentó un 4% año tras año, impulsado por las inversiones en tecnologías inalámbricas a medida que los operadores cambian de 4G a 5G. Sin embargo, el gasto combinado de capital fijo e inalámbrico en América del Norte y Europa disminuyó el año pasado a una tasa baja de un solo dígito, según la firma.

Se prevé que el crecimiento del gasto de capital global de telecomunicaciones crezca a una tasa compuesta anual del 1% para el período 2019-2022, mientras que la empresa continúa «pronosticando un sólido crecimiento del gasto de capital inalámbrico para 2020».

Específicamente en China, Dell’Oro anticipa que el gasto de capital inalámbrico aumentará 15-20% este año, con 5G manejando más del 80% de los gastos relacionados con la red móvil en China. Esto se basa en las previsiones de que los principales operadores del gigante asiático continuarán desplegando rápidamente 5G con una base instalada de radiobases que superará los 500.000 para 2020.

Mientras tanto, en EEUU, AT&T planea gastar menos en inversiones de capital en 2020 que en 2019. El año pasado, la inversión bruta de capital de AT&T fue de USD 23.700 millones, mientras que proyecta un gasto de capital para 2020 en el rango de USD 20.000 millones, aunque estas cifras no desglosan inversiones en redes fijas o inalámbricas.

La empresa espera que las inversiones estadounidenses en espectro de bandas medias se mantengan elevadas, mientras que el gasto en espectro milímetro aumentará y el gasto de capital relacionado con la banda baja se mantendrá estable o verá un descenso.

A mediados de marzo, Verizon aumentó su gasto de capital para 2020 en USD 500 millones para acelerar su transición a 5G y prepararse para cualquier impacto potencial en la red por el coronavirus. Verizon ahora espera un gasto de capital para todo el año de alrededor de USD 18.000 millones.

En su pronóstico actualizado, Dell’Oro dijo que los riesgos están ampliamente equilibrados a nivel mundial, con un cambio saludable en curso de 4G a 5G, y una mayor conciencia de que la banda ancha es una utilidad fundamental. Eso se ha enfatizado a medida que el mundo continúa luchando contra el brote de coronavirus, con grandes poblaciones bajo diferentes restricciones de movimiento.

Aún así, la empresa reconoció que es demasiado pronto para conocer completamente el impacto humano y económico de COVID-19, pero espera que como resultado pueda haber una desventaja limitada de gasto de capital a corto plazo. Los desafíos a corto plazo incluyen impactos en la cadena de suministro y problemas prácticos con compañías que no pueden trabajar en actualizaciones de redes o desplegar nuevos equipos, mientras que algunos países pueden estar más o menos cerrados durante unos meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *