Berg Insight estima que el número global de suscriptores de IoT celular aumentó en un 70% durante 2018 para llegar a 1.210 millones al final del año, lo que corresponde a alrededor del 13% de todos los suscriptores móviles. Hasta 2023, se prevé que la cantidad de suscriptores de IoT celular crezca a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) de 49,4% para alcanzar 9.030 millones al final del período.

Durante el mismo período, se prevé que los ingresos de la red de IoT crezcan a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 34,4% de 6.700 millones de euros en 2018 a aproximadamente 29.400 millones de euros en 2023. Mientras tanto, se espera que el ARPU mensual caiga a 0,27 euros.

Asia Oriental fue la región más grande con 848 millones de suscriptores de IoT a fines de 2018, muy por delante de Europa Occidental y América del Norte con 157,6 millones y 111,7 millones, respectivamente. En total, las principales regiones representaron más del 95% de la base instalada global.

América Latina, el sur y sudeste de Asia y Rusia tenían entre 19 a 32 millones de suscriptores de IoT celular, mientras que África, Oriente Medio, Europa Central y Australia y Oceanía se encontraban entre 7 a 19 millones.

China es el mayor mercado del mundo para servicios de conectividad de IoT celular por volumen. La base instalada creció un 124% interanual hasta alcanzar los 767 millones a fines de 2018. Esto correspondió al 63% de la base instalada global. Las cifras informadas por los operadores móviles no dejan ninguna duda de que China está liderando la adopción global del IoT masivo. El país ha superado a Europa y América del Norte en términos de tasa de penetración (54,7 conexiones de IoT por cada 100 habitantes a finales de 2018) y está en camino de alcanzar los 1.000 millones de conexiones de IoT durante 2019.

El gobierno chino impulsa activamente la adopción de IoT como una herramienta para lograr objetivos de política económica y doméstica, al mismo tiempo que el sector privado implementa la tecnología para mejorar la eficiencia e impulsar la innovación.  Berg Insight cree que el papel del gobierno es la principal explicación de por qué China está por delante del resto del mundo en la adopción de IoT. Al igual que otras economías avanzadas, el país tiene una adopción generalizada de automóviles conectados, gestión de flotas, medición inteligente, monitoreo de activos y otras aplicaciones tradicionales para IoT celular. También ha dado lugar a nuevos servicios al consumidor habilitados por conectividad, como compartir bicicletas.

Sin embargo, la característica más distintiva del mercado chino de IoT es la forma en que el gobierno está utilizando sistemáticamente las nuevas tecnologías para implementar su visión de la vida urbana en el siglo XXI. China Mobile es el mayor proveedor mundial de conectividad de IoT celular. A fines de 2018, el operador reportó 551 millones de conexiones de IoT y una tasa de crecimiento interanual del 141%. China Unicom y China Telecom ocuparon el segundo y tercer lugar con 110 millones y 106 millones de conexiones, respectivamente.

Vodafone ocupó el primer lugar entre los operadores occidentales y el cuarto en general con 81 millones de conexiones, seguido de AT&T en el quinto lugar con 51 millones. Verizon, Deutsche Telekom y Telefónica tenían en el rango de 25 a 35 millones de conexiones de IoT celular. Softbank / Sprint y Telenor fueron los últimos jugadores en el top ten con 21 millones y 17 millones de conexiones respectivamente.

Las tasas de crecimiento interanual para los operadores mencionados se ubicaron entre 20% y 35%, a excepción de Softbank / Sprint que solo creció 3%. Los ingresos de conectividad de IoT crecen a un ritmo considerablemente más lento que el número de conexiones. El análisis de Berg Insight de los KPI de negocios de IoT lanzados por operadores móviles en diferentes partes del mundo sugiere que los ingresos globales de IoT aumentaron en alrededor del 19% durante 2018, mientras que el APRU mensual se redujo en un 30%.

Excluyendo a China, la tendencia fue menos dramática con los ingresos que crecieron un 16% y ARPU disminuyó un 7%. De hecho, existe una correlación negativa entre el crecimiento en las conexiones y el ARPU mensual, ya que la mayor parte de las adiciones netas son dispositivos sensibles al costo.

Verizon reportó los ingresos más altos de IoT de US$ 1.600millones en 2018 y el ARPU mensual más alto de un estimado de US$ 4. Alrededor del 60% de las ventas son derivadas del negocio de gestión de flotas y telemática de Verizon Connect. China Mobile ocupó el segundo lugar con ventas anuales de IoT con € 964 millones, pero tuvo el ARPU mensual más bajo de solo € 0,21. Vodafone y AT&T no se quedaron atrás. Los ingresos anuales de IoT para el grupo Vodafone en 2018 fueron de aproximadamente € 830 millones, con un ARPU mensual de € 0,82. AT&T no informa los ingresos de IoT, pero se cree que generó aproximadamente € 800 millones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *