Un nuevo estudio de Juniper Research señala que el número total de conexiones 5G alcanzará los 1.500 millones a esacala mundial en 2025, pasando de solo 5 millones en 2019. Las cifras representan un crecimiento promedio anual del 150% en los próximos 6 años.

La nueva investigación, 5G Market Strategies: Consumer & IoT Opportunities & Strategies 2020-2025, indica que EE.UU y Corea del Sur serán los que más rápido adoptarán 5G, con el 75% de todos los suscriptores de 5G atribuibles a estos dos países para fines de 2020. La investigación encontró que las estrategias agresivas de fijación de precios y el soporte de dispositivos han atraído a más de 5 millones de suscriptores a redes 5G a nivel mundial en 2019.

El estudio encontró que las estrategias de precios de los operadores en los EEUU y Corea del Sur han tenido como objetivo migrar rápidamente a los usuarios a redes 5G al ofrecer conectividad de bajo costo. Sin embargo, esta estrategia prolongará el objetivo de los operadores de asegurar un retorno de su inversión sustancial en 5G.

Por el contrario, la investigación señaló que los operadores en otras regiones, como Europa, se han centrado en maximizar los ingresos iniciales de 5G mediante la aplicación de precios premium a las suscripciones 4G. La consultora insta a los operadores de estas regiones a expandir la cobertura geográfica de 5G a través de implementaciones de estaciones base para maximizar la propuesta de valor de 5G y justificar el precio premium.

Precios bajos y compatibilidad con dispositivos móviles

Además, la investigación pronostica que la cantidad significativa de dispositivos compatibles con 5G aumentará más la adopción inmediata de la conectividad 5G. Señaló que los primeros lanzamientos de enrutadores FWA (acceso inalámbrico fijo) proporcionarán a los operadores una plataforma inmediata para lanzar servicios de banda ancha que aprovechan las redes 5G como una solución de última milla.

El autor de la investigación, Andrew Knighton, comentó: “Esperamos que 5G se use para más de 5 millones de conexiones de banda ancha para fines de 2020. Los operadores deberán proporcionar 5G cuyo ancho de banda y latencia coincida o exceda los servicios actuales de Internet. De lo contrario, corren el riesgo de perderse esta valiosa nueva fuente de ingresos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *