Entre las múltiples industrias que se benefician de la tecnología IoT se encuentra la gestión de flotas. Hay varias razones para esto. Por ejemplo, una fuerte conectividad inalámbrica es un habilitador de nuevas posibilidades de seguimiento y gestión de flotas. Además, existe un creciente interés por parte de los propietarios de flotas en la tecnología conectada para impulsar la eficiencia y optimizar los procesos.

Además de las tecnologías conocidas como RFID, OBD-II y GPS, existe un uso cada vez mayor de sensores y nuevas tecnologías de conectividad para los administradores de flotas. Como un nodo sensor se puede adjuntar a casi cualquier cosa en un vehículo que un gerente quiera rastrear, se puede recopilar casi cualquier tipo de datos.

Existen varias áreas de enfoque central en las que los despliegues de IoT se centran. Entre ellas están:

Mayor eficiencia de combustible. Las fluctuaciones del mercado tienen un gran impacto en los precios del combustible, lo que afecta a toda la industria del transporte. No es de extrañar que los administradores de flotas estén constantemente buscando nuevas formas de optimizar el consumo de combustible.

Una de las posibles estrategias para reducir el consumo de combustible es utilizar sensores para estudiar la aceleración, el frenado y otros hábitos de un vehículo que influyen en la eficiencia del combustible. Los datos de tales aplicaciones pueden utilizarse para fomentar un comportamiento más óptimo del conductor.

Optimizar los costos de mantenimiento. Para mantener los vehículos en funcionamiento, se necesitan controles regulares. Sin embargo, el control y el mantenimiento de la flota, especialmente en los casos en que una flota contiene cientos de vehículos, es una tarea que difícilmente se puede manejar manualmente. Las soluciones de IoT pueden ayudar a establecer prácticas efectivas de mantenimiento predictivo.

Uno de los ejemplos exitosos de sistemas de análisis preventivo desarrollados para la flota es Predixion Insight de Intel. Esta plataforma recibe datos de sensores que incluyen presión de neumáticos, hidráulica y otros elementos. Después de recopilar los datos, la puerta de enlace del vehículo puede analizarlos en el borde para detectar alertas inmediatas o pasarlas a la nube para realizar análisis a más largo plazo.

Agilizar la gestión de entrega. Las compras en línea están cambiando mucho para la industria del transporte, y IoT puede contribuir a este desarrollo. Según Inbound Logistics, con el uso de las tecnologías de GPS y RFID basadas en la nube, los administradores de flotas pueden automatizar los tiempos de envío para garantizar que los productos se entreguen de manera más eficiente y que tengan la cantidad adecuada de vehículos en la carretera. Incluso pueden controlar el clima interior del vehículo para garantizar que los productos lleguen sin daños.

Los nuevos dispositivos pueden hacer mucho más que simplemente rastrear un paquete. Por ejemplo, Parcelive, que proporciona a un cliente un rastreador filtrado y colocado en el paquete. El rastreador informará su ubicación al cliente, así como la información relacionada con la entrega y la seguridad, todo en tiempo real. Esta tecnología aprovecha los sensores integrados para generar datos importantes, especialmente sobre paquetes de alto valor, frágiles y sensibles al tiempo o la temperatura.

Seguridad mejorada en la carretera. La seguridad en la carretera es un motivo de preocupación para los gestores de flotas. Las tecnologías de IoT se pueden utilizar para mitigar los riesgos y promover la seguridad en las carreteras de muchas maneras.

Por ejemplo, existen dispositivos IoT equipados con sensores que detectan la somnolencia del conductor. A su vez, fabricantes como Mercedes y Volvo están desarrollando sistemas de seguridad incorporados que supervisan el comportamiento de la dirección y notifican al conductor una vez que detectan cambios en el patrón de referencia. Además, hay dispositivos externos que pueden fijarse en el dedo del conductor (Stopsleep), en la muñeca (Advice Drive) o en el respaldo (Warden). Verifican las condiciones físicas del conductor durante un viaje y suenan una alarma (generalmente a través de una aplicación móvil) cuando el estado del conductor se está poniendo peligroso para continuar el viaje.

La tecnología IoT también puede controlar constantemente el estado del vehículo para predecir oportunamente la avería del vehículo y tomar las medidas necesarias.

Otra estrategia relacionada con IoT es conectar sensores a los alrededores para recopilar y transmitir datos y luego transmitirlos para alertar al conductor sobre las congestiones del tráfico, las condiciones climáticas cambiantes u otras situaciones en la carretera que exigen la atención especial del conductor.

Los recientes avances en IoT permiten a las empresas de desarrollo de software desarrollar sistemas de gestión de flotas conectados multinivel efectivos que aborden los problemas identificados. Además, una reducción continua en los precios de los dispositivos de IoT y sus componentes está haciendo que estos sistemas sean asequibles no solo para las grandes compañías con grandes presupuestos sino también para sus competidores más pequeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *