Un informe de Kaspersky titulado “Beneficios y retos de la IoT” revela que el 28% de las organizaciones con sistemas de IoT sufrieron ataques dirigidos a los dispositivos conectados a Internet en 2019. Según la investigación, durante el primer semestre de 2019 se registraron 105 millones de ataques contra dispositivos IoT.

El documento también puso de manifiesto que el 36% de las empresas dan a terceros el acceso a sus sistemas de Internet de las Cosas.

La firma experta en ciberseguridad realizó algunas observaciones para la planificación de nuevas iniciativas IoT por parte de las empresas:

Centrarse en la evaluación de la seguridad del dispositivo antes de su implementación. Optar por dispositivos IoT que tienen certificados de seguridad que verifican su nivel de seguridad. Las organizaciones pueden referirse al marco del Consorcio de Internet Industrial para la evaluación de la seguridad de los dispositivos IoT que da detalles acerca de cómo evaluar los productos no certificados.

Evaluaciones de auditorías de seguridad y riesgo. Junto con la presentación de informes periódicos sobre el estado de TI, es importante comprobar las redes IoT que forman parte de las evaluaciones y auditorías. Los responsables de TI deben mantenerse al día sobre los últimos informes y la inteligencia de amenazas de redes de la Internet de las Cosas.

Mantener el software actualizado. Una de las causas más comunes de las vulnerabilidades de seguridad es el software obsoleto, que también se aplica para los dispositivos IoT. Según el informe, el 86% de las organizaciones tenía software obsoleto o vulnerable.

Mantenerse al día con las noticias de la vulnerabilidad. Es fundamental estar al tanto de las amenazas detectadas recientemente, ya que existe la posibilidad de que la seguridad de la compañía podría estar en juego. Por lo tanto, es esencial elegir los proveedores de IoT correctos, que dan prioridad a la actualización de software.

El análisis de tráfico de red es la clave. El informe menciona que las redes corporativas a menudo se utilizan para la comunicación del dispositivo IoT. La solución de seguridad cibernética de una organización debe ser diseñada para analizar el tráfico de la red y detectar y prevenir los ataques de red que cubren el tráfico procedente de este tipo de dispositivos. Se debe asegurar que la puerta de entrada IoT tiene la capacidad de garantizar su propia seguridad y también para proteger los dispositivos conectados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *