Los primeros servicios LTE para teléfonos se lanzaron hace aproximadamente 10 años a fines de 2010 y principios de 2011. Hace una década -mucho tiempo en el desarrollo de la industria móvil.

Antes de que comenzara el ciclo de smartphones 4G, el primer iPhone se había lanzado en 2007. La participación de teléfonos inteligentes de Nokia estaba cayendo rápidamente pero aún era sustancial. Gran parte de la industria de smartphones tenía su sede en Europa. El auge de los jugadores chinos aún estaba por venir. Europa y EEUU eran individualmente tan grandes de mercados como Asia Pacífico.

El mercado de teléfonos inteligentes en su conjunto comenzó a expandirse en 2009 y creció rápidamente a medida que se lanzó 4G.

EEUU lideró la adopción de 4G, junto con Corea. El mercado europeo tomo relevancia un año después. Los primeros teléfonos inteligentes LTE fueron de Samsung y HTC, con precios cercanos a los USD 800; los smartphones 3G costaban un tercio en ese momento. Pero pronto esa prima de precio disminuyó. Durante el segundo semestre de 2012 la cuarta generación de tecnología móvil alcanzó cifras dobles en porcentaje de participación en el mercado de teléfonos inteligentes.

5G en comparación con 4G

Hasta ahora, hay muchas similitudes entre 5G y 4G. Corea ha sido, con mucho, el jugador 5G más importante en la primera mitad de 2019, y EEUU también ha estado allí al principio, aunque en una forma no muy destacada. Europa todavía tiene que ponerse en marcha.

Otra similitud es el papel clave de China. El país de la Gran Muralla demostró ser el impulsor clave de 4G, y parece que volverá a jugar esa parte con 5G. Nuevamente, esto será después de un retraso de poco tiempo. China no figuraba en las apuestas 4G hasta la segunda mitad de 2012. A partir de entonces, su ascenso fue meteórico, con su punto máximo en el segundo trimestre de 2015, cuando casi la mitad de las ventas mundiales de teléfonos inteligentes 4G se realizaron en China. Esa cifra luego comenzó a disminuir lentamente y ahora se ha reducido a menos de una cuarta parte.

Si 5G siguiera un camino similar al 4G, y China muestra el mismo impulso, se podría esperar que más de 200 millones de teléfonos inteligentes 5G se vendieran allí en 2021. Los objetivos iniciales de los operadores chinos estaban en línea con esto, pero eso fue antes de crisis de coronavirus, por lo que el calendario ahora se retrasará por un tiempo difícil de predecir.

Marcas de smartphones

Un impacto clave de 4G fue la forma en que cambió el panorama de las marcas. Cuando 4G despegó en China, era un mercado con muchas marcas de teléfonos inteligentes. Apple fue el primer líder 4G, pero fue reemplazado rápidamente por Samsung y marcas locales como Huawei, Coolpad, Lenovo y OPPO.

Posteriormente siguió una ola de consolidación, primero en China, que luego se extendió por todo el mundo. Dentro de China, la revolución 4G en particular creó la oportunidad para la compañía BBK, que se ubicaba detrás de OPPO y Vivo, que crecieron rápidamente en áreas menos desarrolladas de China, lejos de las ciudades costeras más ricas.

Más recientemente, BBK ha generado marcas adicionales, especialmente OnePlus y realme. Desde entonces, estas marcas se han trasladado a los mercados de exportación y, junto con el auge de Huawei y Xiaomi, han creado la consolidación que se siente hoy en Android. Muchas de las marcas locales que habían surgido en todo el mundo, comúnmente conocidas como «reyes locales» y lanzadas a menudo por distribuidores locales, han sido eliminadas.

Las marcas más pequeñas de Android en términos globales como Sony, HTC y LG han estado bajo una intensa presión.

Parece menos probable que se produzcan cambios importantes en el panorama de proveedores esta vez con 5G. Una razón es que la consolidación ya ha tenido lugar. Nuevamente, lo que ocurra en China será clave. Si bien los problemas de Huawei alivian la presión para los rivales más pequeños en muchos mercados, Huawei responde con un aumento de su participación de mercado en en China. BBK, junto con Xiaomi, dejan poco espacio para cualquier nuevo participante.

Estos jugadores chinos necesitan ganar participación en los mercados de exportación, y los dispositivos 5G son el medio por el cual se espera que hagan su esfuerzo. Tendrán que ponerle un precio a sus nuevos modelos. Por lo tanto, existe un vínculo entre la competencia en el mercado chino y la rapidez con que los precios de 5G caerán en otros lugares.

En tecnología, 5G también favorecerá a las grandes empresas con más recursos de I+D. Si bien la tendencia general hacia pantallas más grandes ha permitido satisfacer la necesidad de baterías más potentes, lo que permite un cuerpo más grande para el teléfono, la nueva electrónica ha creado desafíos técnicos, uno de ellos es más calor, con algunos fabricantes que desarrollan sistemas de refrigeración líquida dentro del teléfono. Cuando llegue mmWave, más común a los dispositivos 5G, la complejidad aumentará.

A largo plazo, hay razones para creer que el impulso de 5G puede disminuir más rápidamente que con 4G. Los envíos de LTE constituyeron prácticamente todo el mercado de teléfonos inteligentes antes de que 5G comenzara a funcionar el año pasado. Para muchos usuarios, 4G es lo suficientemente bueno, y las ventajas de la nueva tecnología no son tan claras como lo eran entre 3G y 4G. En sus primeras etapas, el 5G será principalmente un fenómeno urbano, que servirá a mercados de alta densidad y alto uso. Muchos países se quedarán años atrás en 5G.

Mientras tanto, el mercado global de teléfonos inteligentes ya no está en su fase de crecimiento, y los consumidores retienen sus teléfonos por más tiempo. El ciclo 4G fue afortunado, un producto con claras ventajas en un momento de crecimiento de la industria. Para 5G, actualmente bloqueado por la crisis del coronavirus, el ciclo podría ser un poco más difícil.

 

Esta columna de opinión de Simon Baker, director de celulares de IDC, fue publicada originalmente en Fierce Wireless. Aquí se la presenta traducida y adaptada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *