Estados Unidos anunció una serie de medidas a tomar para evitar que los datos más importantes de empresas y ciudadanos del país lleguen a manos del gobierno de China. En consecuencia, los mandatarios norteamericanos pusieron un veto a las empresas tecnológicas de la región asiática con el objetivo de limitar la mayoría de los servicios de Internet que provengan o tengan sede allí.

A partir del programa Clean Network, que tiene nacimiento en una iniciativa anterior en la que consiguieron bloquear diferentes operadoras chinas, Estados Unidos regulará diferentes aristas en el área de productos y servicios de internet.

Así, por ejemplo, el documento prevé un control a las operadoras que ofrecen sistemas de funcionamientos de comunicación (como Huawei y el 5G); eliminar tiendas de apps que no consideren confiables por venir de China; evitar dar datos sensibles de los ciudadanos a compañías que almacenen esta información como Alibaba; etc.

Del mismo modo, el país norteamericano espera que sus aliados compartan y se sumen a esta serie de medidas con el objetivo de resguardar y asegurar los datos de sus habitantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *