El Consejo Directivo de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) aprobó la semana  pasada las nuevas normas para la comercialización y uso de fem-to-cells.

Estos dispositivos, de baja potencia y alcance local, funcionan como pequeños reforzadores de las señales de las redes de telecomunicaciones. Se utilizan en muchos países para mejorar la experiencia de los usuarios de los servicios, especialmente en ambientes interiores y lugares con alta circulación de personas, como centros comerciales, patios de comida, universidades, aeropuertos y espacios públicos en general.

El uso de femtoceldas en Brasil fue regulado por Anatel en 2013. En ese momento, sin embargo, el Consejo de Administración consideró prudente imponer algunas limitaciones regulatorias en el modelo de comercialización de estos dispositivos, para que la tecnología se introduzca de manera gradual y controlada.

Después de los años iniciales y considerando los avances tecnológicos de las nuevas generaciones de femtoceldas, Anatel decidió revisar las reglas, con el fin de permitir una mayor libertad de comercialización y contratación de esta solución tecnológica.

El presidente de la Agencia, Leonardo Euler de Morais, destacó que la aprobación de las nuevas reglas representa, para Anatel y para el sector, un paso significativo hacia la simplificación de las reglas y la eliminación de las barreras regulatorias. «Al tratar las femtoceldas como equipo de radiación restringido, permitiremos que se difundan más rápidamente, de manera flexible y menos burocrática», dijo Morais.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *