A partir de una inversión de US$ 320.000, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) financia el primer vehículo autónomo de la región en Chile. Se trata de un minibús de pasajeros eléctrico desarrollado por la francesa Transdev que rodará en un circuito cerrado en el Parque O’Higgins de Santiago. El vehículo cuenta con capacidad para 12 personas (seis sentadas y seis de pie).

El piloto cuenta también con el apoyo de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.

El minibús cuenta con un sistema GPS, cámaras y sensores tipo lidar (Light Detection and Ranging) que identifican el movimiento de objetos en un radio de 18 metros. Además, posee conexión inalámbrica 3G/4G y cuenta con una autonomía de recorrido de 16 horas. El vehículo puede tomar decisiones como frenar, avanzar, encender las luces, entre otros parámetros. Circulará en un espacio de condiciones controladas con flujos no motorizados y un tránsito vehicular controlado y limitado.

Se estima que el recorrido inicial -gratuito- sea de 800 metros, con tres paradas que demandarán un tiempo estimado de 8 minutos para completar el circuito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *