Tata Consultancy Services realizó un estudio donde destaca que las aseguras invierten al menos el 35% de sus ingresos en Internet de las Cosas, con la finalidad de monitorear a clientes que utilizan algún dispositivo digital.

Desde la empresa explicaron que se le envía a las compañías de seguros información sobre si el conductor excede la velocidad autorizada, frenos bruscos, entre otras infracciones. Por otro lado los conductores que no tienen muchos errores en el tráfico también son evaluados.

Al momento de que el usuario quiera renovar su seguro se le calificará su rendimiento para definir el descuento para cada asegurado. Los monitoreos se hacen a través de GPS y por la velocidad del coche que puede ser controlada por una aplicación o en el ordenador a bordo del vehículo.

Con la ayuda de los smartphones se puede utilizar tecnología para que los usuarios compitan con otros conductores y los primeros lugares tengan las posibilidad de recibir premios y descuentos más altos para renovar el seguro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *