El vicejefe de Gabinete y Secretario de Gobierno de Modernización, Andrés Ibarra, participó ayer de la sesión plenaria del 7º Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones que se realiza en la ciudad de Córdoba. El funcionario señaló que trabaja en los pliegos para realizar un proceso de asignación de espectro para servicios móviles en todo el país.

El objetivo del Gobierno es licitar frecuencias a escala nacional y otras se entregarán de manera regional. El objetivo es recaudar hasta US$ 500 millones.

Las frecuencias nacionales incluyen porciones en 700 MHz y AWS (1,7-2,1 GHz), según el siguiente detalle:

  • 738-478/793-803: Total 20 MHz (10+10 MHz)
  • 1745-1770/2145-2170: Total 50 MHz (25+25 MHz)

El resto de las frecuencias son:

  • 1895-1905/1975-1985 MHz (Área I, zona norte del país)
  • 1890-1900/1970-1980 MHz (Área II, Ciudad de Buenos Aires y alrededores, AMBA)
  • 1880-1890/1960-1970 MHz (Área III, zona sur del país)
  • En estos tres casos el total son 20 MHz (10+10 MHz) por frecuencia.

A su vez, también se subastarán 80 MHz que debe devolver Telecom, producto de la compra de Nextel, por lo que supera el tope de espectro actual de 140 MHz.

A diferencia de lo establecido en el Decreto 58 de enero de 2019, la próxima subasta otorgará a escala nacional parte del espectro 1,7-2,1 GHz, las regionales de 1800-1900 MHz y los 80 MHz de Telecom. En tanto, en la regional se pondrá a disposición la banda nacional de 700 MHz y una parte de la banda de 1,7-2,1 MHz. De ella participarán Claro, Movistar y Personal.

También habrá una redistribución de las regiones: norte (Jujuy, Salta, Catamarca, Córdoba, etc.), AMBA, Litoral (Misiones, Corrientes, Entre Ríos, etc.), centro (San Juan, San Luis, Mendoza, etc.) y Patagonia (Neuquén, Chubut, Santa Cruz, etc.). En este caso participarán operadores locales.

Si bien la licitación mantendrá el tope de 140 MHz, se prevé que una vez realizada la subasta el spectrum cap aumente a 160 MHz.

Licitación ¿en tiempo récord?

La posibilidad de subastar este espectro en Argentina está dada desde enero, que fue la fecha de publicación del Decreto que hacía disponible al mercado el recuso radioeléctrico que estaba en manos de Arsat. Desde entonces se especula cuándo se subastará, escenario que continúa.

 

El objetivo del Gobierno es poner el espectro a disposición del mercado durante este año. Sin embargo, Argentina vive tiempos electorales: en agosto se realizan las elecciones primarias abiertas; en octubre las elecciones presidenciales; y en noviembre tiene lugar el balotaje (el escenario más probable). El 10 de diciembre asumirá el nuevo presidente o continuará su mandato Mauricio Macri.

A su vez, Personal aún debe devolver el espectro y tiene tiempo hasta fin de año.

En otras palabras, la subasta tendría lugar entre el periodo más activo de la campaña y las elecciones. Con la incertidumbre que lleva todo proceso electoral (y la histórica retracción inversora argentina en esas instancias).

Si bien los operadores móviles quieren obtener más espectro, desconfían de la eficiencia gubernamental para finalmente la subasta se concrete este año. Evalúan que si Macri gana las elecciones, pasada la euforia de la victoria, se podría retomar el proceso. En caso de un cambio de administración en el Poder Ejecutivo, sería barajar y dar de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *